VISITANTES

MIRA EL TIEMPO QUE VAS HA TENER EN VILLABERMUDO

Os doy la bienvenida a la web personal de coleccionista de vehiculos clásicos y otros artilugios  de Carlos  ( Adobe ).Además si buscais un coche clásico para vuestra boda.

                                                                                                                       CASA  RURAL                                                                             REALES.    Casa para alquilar completa, ideal para fines de semana en San Cristóbal de Boedo (Palencia)
 
Dos Reales, que así se denomina esta Casa de vacaciones, consta de 8 habitaciones dobles, todas con baño, y con cocina y lavandería totalmente equipadas, junto con un espacioso comedor y sala de estar, con todas las comodidades además dispone de un bonito patio interior y una bodega, excavada bajo la sala (se visita previa cita) La casa, de restauración reciente, ha sido rehabilitada manteniendo el estilo y materiales propios de la zona, para su utilización como casa de descanso y vacacional, emplazada en San Cristobal de Boedo a muy pocos kilómetros de Herrera de Pisuerga y por lo tanto, también al Canal de Castilla.

Disfruta de las Tapas. Como nosotros Disfrutamos al hacerlas.
 Disfruta de las Tapas.Como nosotros Disfrutamos al hacerlas.

villabermudo-puertaojeda le da la bienvenida

HISTORIA DE VILLABERMUDO DE OJEDA 

Villabermudo de Ojeda

Villabermudo es una localidad y también una pedanía española de la provincia de Palencia (comunidad autónoma deCastilla y León). Pertenece al municipio de Herrera de Pisuerga.



La villa remonta su historia a los tiempos de la presencia de las tropas romanas de la Legio IIII Macedonica en Pisoraca (hoy Herrera de Pisuerga), entre el 20 a. C. y el 40 d. C. En su territorio se han encontrado abundantes restos arqueológicos, como teselas, tejas, vidrios, terra sigillata, y los restos de una notable villa romana con mosaicos en el pago Pradera Honda. Lamentablemente, el mosaico más valioso -una representación de Diana cazadora- desapareció a finales del siglo XIX. Hay restos arqueológicos de la villa en el Museo del castillo de Ampudia y en el Museo Arqueológico de Palencia. Fue repoblada reinando Fruela II, rey de León, por don Bermudo, hijo del conde de Liébana. En la documentación del monasterio de Liébana aparece un 'Bermuda' de linaje señorial (año 924). El Becerro de los Beneficios de Palencia (1341) dice de Villa Bermuda que “en la iglesia de Sta.Maria deue ayer quatro prestes, dos diáconos, dos subdiachonos, seis graneros que son con la media ración del cura siete raciones”: abundante clerecía que nos da idea de la importancia de la villa entonces. El Becerro de las Behetrías dice que este lugar es del monasterio de Amaya, del monasterio de San Andrés de Arroyo y del monasterio de los Barrios de Avia y de la Orden de san Juan, salvo dos vasallos que tiene Juan Rodríguez de Sandoval.Villabermudo pasó a formar parte, posteriormente, como otros pueblos del Boedo y la Ojeda que tenían por entonces como señora a la abadesa de san Andrés, del señorío de los Fernández de Velasco de Herrera, por causa de las llamadas encomiendas o protección señorial a los monasterios. Sin embargo, después de 1380, por sentencia del rey Juan I, fue devuelto a la abadesa. A mediados del siglo XV, ante las dificultades económicas y empobrecimiento del monasterio de san Andrés de Arroyo, las mismas religiosas se verán precisadas a solicitar la vuelta al régimen de encomienda, terminando por ceder el señorío abacial al duque de Frías, señor de Herrera de Pisuerga.Más modernamente, en el siglo XIX, encontramos a Villabermudo en el partido de Carrión de los Condes, jurisdicción del alcalde mayor de Herrera, con 72 vecinos y 302 habitantes. Producía granos, vinos pastos y ganados. Su industria era la de algunos telares de paños y lienzos. En los años 60 del siglo XX llegó a tener 900 habitantes, ayuntamiento propio y un próspero nivel de vida basado en el cultivo de la tierra, principalmente ajos, patatas y cereal. Hoy, tras sufrir el éxodo de la mayoría de sus habitantes a ciudades, es una pedanía de Herrera de Pisuerga.

RIO BUREJO Y SUS 23 AFLUENTES

SU RIO BUREJO

El Burejo es un río cuyo caudal discurre íntegramente por la provincia de Palencia, España.Nace en el pago de Prado Lozano, en el término de Colmenares de Ojeda, la primera localidad que atraviesa, para después recorrer las de Amayuelas de Ojeda, Pisón de Ojeda, Vega de Bur, Quintanatello, Olmos de Ojeda, Moarves, San Pedro de Ojeda, La Vid de Ojeda, Villabermudo y Herrera de Pisuerga, donde desemboca en el río Pisuerga, siendo uno de los principales tributarios de éste en tierra palentina.1En su cabecera, es un típico arroyo de montaña que surge en unos prados húmedos cercanos a la llamada Peña de Cantoral en la Cordillera Cantábrica, donde recoge las aguas procedentes del deshielo y las nevadas invernales. En la localidad de Colmenares, dobla prácticamente el caudal por la aportación del arroyo de san Millán o Valdeur. Sus otros afluentes principales, son el riachuelo Tarabás, que recibe en Olmos, reuniendo éste las aguas de la parte oriental de La Ojeda a través de múltiples arroyuelos, y el río de Payo, que desemboca en el Burejo poco antes de La Vid de Ojeda y hace lo propio con las de la parte occidental. Forma el río Burejo, pues, una cuenca o valle que se corresponde de manera aproximada con los de la comarca tradicional de La Ojeda, que como hemos visto recorre de norte a sur.Se trata de un río de modesto caudal, presentando un fuerte estiaje en los meses más calurosos (julio y agosto normalmente), mientras que en invierno el deshielo y los temporales hacen que muchas veces las aguas desborden su lecho. Sus aguas son ampliamente aprovechadas por los pueblos circundantes en el regadío de, sobre todo, fincas de patatas o ajos, lo que limita aún más el caudal en verano.Al tratarse de un río que no atraviesa núcleos urbanos ni grandes poblaciones, la calidad de sus aguas es buena, lo que favorece la presencia abundante de peces y sobre todo de la codiciada trucha. Hay un coto de la modalidad de pesca libre a la altura de la población de Herrera, cerca ya de su desembocadura. Antiguamente, existían muchos molinos en sus márgenes, vinculados casi siempre a las necesidades de las poblaciones adyacentes, destacando los de Colmenares, Amayuelas y Olmos. En la actualidad casi todos ellos han desaparecido.